sábado, 17 de mayo de 2014

Testimonio de un voluntariado en Nepal: ayuda por fuera, viaje por el interior de ti mismo


(Febrero – Abril 2014)

Durbar Square de Kathmandú; foto realizada por Salva Salar

Dos voluntarios cogen 4 vuelos para viajar a Nepal, el país de los Himalayas, y realizar un voluntariado con la ONG Círculo de Cooperación en la casa de acogida Kushiko Sansar. Hoy, una de ellos contesta todas nuestras preguntas.



¿Fue impactante llegar a Nepal? ¿Cuándo empezasteis el voluntariado? ¿Cuánto tiempo estuvisteis? 

Empezamos el voluntariado el 18 de febrero, pero llevábamos ya un mes en Nepal, así que por entonces ya habíamos recibido los grandes impactos que se reciben cuando te plantas en un país tan escabrosamente maravilloso y tan ordenadamente caótico como este. Los primeros días sentíamos que no 
sabíamos ni dónde estábamos. Además, habíamos llegado de noche y nos sentimos muy inseguros cuando salimos del aeropuerto y vimos a todos los taxistas alrededor de nosotros intentando conseguir que fuéramos en el taxi de cada uno y no en el del otro, así como cuando llegamos al barrio